Saltar al contenido

Cómo cuidar tu piel

cuidado de la piel

Hay tres cosas fundamentales en el cuidado de la piel.

Una buena limpieza, la protección solar y lo que yo llamo un ‘tratamiento de la piel’ que dependería del diagnóstico que haga el dermatólogo.

Para mí el cuidado fundamental de la piel está en el antisolar. Si uno tuviera que escoger una sola medida que usar en el día sería, definitivamente y sin lugar a dudas, el uso del antisolar.

Porque ahí nosotros podemos obtener varias cosas:

-Primero, obtenemos protección solar, que nos da protección contra el cáncer, contra las manchas, y contra muchas enfermedades que produce el sol;

-Segundo, el uso del antisolar podemos obtener también humectación de la piel según el vehículo en que usemos antisolar.

Entonces definitivamente, si a alguien le da pereza tener una rutina, por lo menos, hay que recomendarle que utilice antisolar todas las mañanas.

En relación con los cuidados de la piel, ¿cuál es la rutina diaria que usted le recomienda a las personas? Yo le recomiendo a los pacientes que se levanten, limpien su piel, y utilicen protección solar.

Si la piel es una piel que requiere humectación adicional, pueden utilizar la crema humectante y después el antisolar. Ese es el orden y es muy importante seguirlo. Después de la protección solar, puedes usar maquillaje que puede ser una base o un polvo, de acuerdo al tipo de piel.

En las noches, volver a limpiar la piel , ya que es fundamental la limpieza de la piel por la noche. Inclusive yo le recalco a mis pacientes que es más importante la limpieza por la noche que en las mañanas, y cuando yo digo ‘tratamiento’ no me refiero exactamente a un tratamiento para una enfermedad, sino al cuidado que requiere la piel.

¿Cuáles son los tipos de piel?

Nosotros consideramos que hay cuatro tipos de piel: piel grasa, piel mixta, piel seca, y la otra clasificación es que es piel sensible, son esas pieles que tienen algún tipo de enfermedad que no pueden ser clasificadas dentro de las otras tres y requieren el tratamiento de esa enfermedad antes de poder ser clasificadas.

¿Cuál debe ser el cuidado según el tipo de piel?

La piel grasa, que tienen la mayoría de los adolescentes y muchas mujeres, está caracterizada por una piel de poros abiertos, principalmente centrofaciales, que se pueden extender hasta los pómulos.

Son pieles a las que se les debe evitar sobre todo engrasarlas adicionalmente con cremas. Entonces son pieles en las que normalmente preferimos utilizar geles o lociones para manejarlas.

La piel mixta es una piel que combina dos clases de características. En el áres centrofacial tiene unos poros abiertos y en los pómulos tiene una piel seca. Esas pieles, son a veces un poquito difíciles de manejar, porque la gente tiende o a sobre engrasarlas mucho o a secarlas mucho, entonces el paciente no encuentra comodidad en su piel. Lo que preferimos es humectar los sitios que están secos, los sitios, la periferia en los pómulos y disminuir la grasa en la región centrofacial. Eso lo logramos utilizando productos sobre todo en geles o sueros, es otra alternativa.

Y las pieles secas son pieles generalmente más maduras que han perdido esa humectación, son pieles que requieren todas las noches de humectación y requieren productos que se basen en cremas y en aceites más que en geles y lociones.

Las pieles sensibles las clasificamos como tal porque son pieles que presentan alguna patología de base que no le permite a uno clasificarlas como grasas, mixtas o secas. Lo importante en estas pieles es tratar esa patología sea una rosácea, sea un acné, sea un eczema y después, esa piel la podemos clasificar y la podemos tratar según la clasificación que tengamos de ella.

¿Requieren los mismos cuidados de la piel hombres y mujeres?

Tanto las mujeres como los hombres requieren el cuidado porque la piel está expuesta igual, es más, probablemente la de los hombres mucho más a veces porque tienen trabajos donde se tienen que exponer más al sol, entonces, tienen que tener el cuidado de la piel.

Lo que pasa es que eso antes era muy exclusivo de las mujeres y estaba asociado con prácticas femeninas. Definitivamente no, o sea, ya los hombres tienen que tener el mismo cuidado, la protección solar, y por la noche tener un tratamiento de humectación o de recambio celular para que no se presenten ni cánceres, ni manchas, ni nada.

En general los hombres, por ejemplo, se quejan mucho de la grasa del antisolar. Hay muchas opciones de antisolares que no son grasos, en geles o en lociones, que pueden tener una protección adecuada para la piel de un hombre.

Las mujeres sí preferimos casi siempre algo que nos dé un poquito más de humectación. Obviamente, depende de la edad. Entonces ahí tenemos otras alternativas donde podemos encontrar humectación y protección solar al mismo tiempo.

¿Cómo influye la edad en los cuidados de la piel?

Definitivamente el cuidado de la piel depende de la edad y de la condición de la piel. O sea, no es lo mismo la piel de un niño que requeriría, digamos, la protección solar que es importante, y de pronto una humectación; la piel de un adolescente que casi siempre es una piel que es grasosa o que tiene alguna otra condición como acné, entonces requeriría un tratamiento más como para esa patología; la piel de una mujer que puede presentar manchas o que puede presentar alguna otra cosa que requiere ya pues un tratamiento más específico; o la piel de un anciano que casi siempre vuelve a ser una piel seca, una piel que ha perdido todo su componente de hidratación.

¿Cada cuánto se debe visitar al dermatólogo como parte de los cuidados de la piel?

La visita del dermatólogo se debe hacer por lo menos una vez al año, no sólo desde el punto de vista del cuidado de la piel de la cara, sino, sobre todo, desde el punto de vista de examinar la piel del cuerpo para ver si hay lesiones o no sospechosas de cáncer de piel.